Experiencia gat-única

Imagino que como todos, trato de escuchar a la vida y seguir sus señales. Es así como nació y desarrolló el impulso de crear este proyecto al que decidí llamar MásCotas de Amor, que es a dónde me lleva este proyecto cada día, a más y más cotas de amor con cada ser con el que tengo el regalo de compartirme. Desde el principio supe que iría dedicado a perros y a gatos. Con ambas especies he convivido siempre, no podría definirme como “persona de perros o de gatos”, amo a las dos especies y adoro convivir con ambas… Sólo que en ese momento lo que tocaba era formarme en educación canina, así lo indicaban claramente las señales… Me formé con Turid Rugaas, maestra y pionera en un paradigma de educación canina con el que resueno totalmente hasta hoy. Actualmente continúo con mi formación en la educación canina y sigo aprendiendo de cada gato que conozco.

Más Cotas de Amor dejando Huella en los corazones humanos caninos.

A principios del año 2016, conocí algunos bocetos del trabajo de Laura Trillo en Terapia Felina y supe que el siguiente paso, sería conocer y aprender de la sabiduría y experiencia de personas como ella sobre gatos.

 

  • Coco

El verano vino con regalo sorpresa

Ese verano del 2016 empecé a ofrecer un servicio para cuidar a esos gatos que se quedan en casa durante la ausencia de su familia por vacaciones o trabajo. El placer que siento poniendo el corazón en cada gesto es indescriptible… Desde limpiar los areneros hasta tirarme en el suelo o sentarme en el sofá para hacernos mimos, pasando por el juego, por regar las plantas y mimar el hogar de ese gato, de esa familia, como el mío propio.

El verano de 2017 no sólo contaron las mismas familias conmigo, ademas empezaron a llamarme nuevas familias que, o bien les habían recomendado conocidos o habían visto la web y los comentarios que pusieron esas familias que habían contado con el servicio (gracias otra vez a cada uno) les hicieron sentir la confianza para llamarme y conocerme

Cada día, cada hogar, cada gato, están siendo un regalo precioso. El regalo de aprender de cada gato como individuo, el regalo de que las familias confíen en mí, el placer de servirles para que todo esté lo mejor posible en la vuelta a su hogar, el regalo de las palabras de agradecimiento y satisfacción de las familias a su vuelta a casa… Esto me llena y me inspira cada día a seguir poniendo el corazón en cada gesto, a cuidar los detalles y a seguir regalándome el placer de aprender y compartirme con los compañeros felinos de cada familia que confía en mí.

Este año 2018, no sólo cuento con el apoyo de Pao y Marta para poder atender a todas las familias que nos necesiten, si no que además contaremos con el servicio añadido de proveer de alimento, arena, juegos o accesorios que necesiten y que, bien por comodidad o quizá por falta de tiempo antes de vuestro viaje no pudieron dejarnos suficiente.

Más Cotas de Amor dejando Huella en los corazones humanos caninos.

Gracias, gracias, GRACIAS!! 

Si quieres saber más sobre este servicio haz click aquí

Si quieres contactar aquí.

Gracias! 🙂